Tratamiento Obesidad

La obesidad es un aumento del peso corporal debido a un exceso de grasa que pone en riesgo la salud. Es una enfermedad metabólica multifactorial, influida por elementos metabólicos, fisiológicos, genéticos y sociales.


El ejercicio físico conlleva una reducción del peso corporal en la obesidad, debido a que hace disminuir la grasa corporal y modifica la distribución de la grasa corporal promoviendo la pérdida de grasa abdominal.


Tratamiento obesidad mediante el ejercicio físico, entrenamiento obesidad, ejercicios obesidad

 

Lo conseguiremos aumentando el consumo energético mediante:


Mantenimiento y aumento de la masa corporal magra: el trabajo de fuerza aumenta la masa muscular elevando el gasto metabólico basal o metabolismo basal, es decir, la energía que el cuerpo necesita diariamente para sus procesos vitales. Nos podemos beneficiar de este factor incluso cuando no estamos entrenando, ya que la masa muscular sigue consumiendo. Cuanta mayor masa muscular activa, mayor gasto energético invierte el organismo en mantener las funciones metabólicas. Durante la realización del entrenamiento de fuerza no se consumen muchas calorías, pero conseguimos elevar el metabolismo basal siendo muy rentable para quemar grasa a medio y largo plazo. En este sentido, una persona con mayor tono muscular consumirá muchas más calorías a lo largo del día que una con menor masa muscular.


Actividad física diaria: el aumento del gasto energético total mediante la actividad física varia dependiendo del tamaño corporal, masa muscular magra y de los hábitos de actividad física, factor en el que podemos incidir. En el caso del trabajo cardiovascular de tipo aeróbico, quemamos muchas calorías durante el ejercicio, aunque el gasto energético solo se produce durante la ejecución del ejercicio y no provoca un elevado coste metabólico, de allí la importancia de combinarlo con un buen trabajo de la musculatura que nos permita seguir gastando calorías aunque no ejercitemos el cuerpo.

 

Leer más